The West Highland Way

Caminando por los parajes más bellos de escocia

Una de las rutas a pie más impresionantes del mundo.

Descubre por qué, cada año, miles de excursionistas llegan a Milngavie para empezar el West Highland Way.

Qué es el West Highland Way

Las 8 etapas recomendadas

La división más habitual del West Highland Way es la de 8 etapas, pero es posible hacerlo con más o menos días dependiendo del estado físico de cada uno.

El alojamiento

El alojamiento a lo largo del West Highland es más bien escaso. Afortunadamente, la acampada es libre en la mayoría de etapas, y siempre hay transporte público al inicio o final de etapa.

El transporte

La red de transporte público nos permite conectar el inicio y el final del West Highland Way con Glasgow, así como movernos entre el inicio y final de la mayoría de etapas.

Mi experiencia

En 2015 tuve la suerte de poder disfrutar de esta maravillosa ruta a pie que es el West Highland Way.

A continuación, podéis encontrar el diario de viaje que escribí durante aquellas 8 etapas que acabaron siendo 9.

Encontraréis reflexiones y vivencias personales, pero también la explicación de cómo y por donde transcurre la etapa, así como un mapa y un perfil en formato GPX, que os puede ser de más ayuda.

Cruzando el río Fillan · La Guía del West Highland Way
Inicio del camino · La Guía del West Highland Way

Primera etapa: Milngavie – Drymen

Los sábados por la mañana, Glasgow duerme. Esperando el tren de las 08:31 éramos 5 personas, tres de ellas con mochila. En el tren de las 8:20, que he dejado marchar por no esprintar, han subido tres más. El tren ha salido y ha llegado puntual, y en Milngavie todas hacíamos pinta de empezar el West Highland Way.

Etapa 2 West Highland Way

Segunda etapa: Drymen – Rowardennan

Había tres mesas ocupadas desayunando a primera hora, dos parejas y yo. Mi, junto a los ventanales. Estaba ausente mirando como llovía cuando me ha llevado a los huevos revueltos. Llueve, me ha dicho. Ha cogido una silla, y me ha empezado a explicar que abrieron hace unos meses, que hizo un marzo y un abril muy cálidos.

Tercera etapa: Rowardennan – Inverarnan

Todo albergue digno de admirar debe tener su pelirrojo trabajando. Al Rowardennan Lodge encarga de servir la comida. Y por cada plato que ayer servía al grupito de cuatro mujeres que se convirtieron en las auténticas reinas de la fiesta, él llevaba una ovación y el cocinero varios congratulations.
Etapa 4: Inverarnan - Crianlarich

Cuarta etapa: Inverarnan – Crianlarich

Me he encontrado a Greg, que no recuerdo como se llama. La tarde anterior estuvimos comentando la dureza del terreno de ese día, que él también había conocido a la pareja de americanos, que yo también había conocido a la pareja de alemanes, y, después de preguntarme sobre la historia de Cataluña, pusimos un rato con los ingleses. Había votado Yes.
Etapa 5: Crianlarich - Bridge of Orchy · West Highland Way

Quinta etapa: Crianlarich – Bridge of Orchy

Crianlarich tiene estación de tren y parada de bus, como ya os he dicho. Es un buen punto de partida hacia el norte, hacia las Highlands, y un buen punto de regreso hacia el sur, hacia las Lowlands. O puedes cambiar de vía e ir hacia el oeste, en Oban. En Crianlarich el tren también se queda más de la cuenta, unos 6 minutos.
Etapa 6: Bridge of Orchy - Kingshouse

Sexta etapa: Bridge of Orchy – Kingshouse

Había pedido a Wendy si podía desayuno a las ocho menos cuarto en lugar de las ocho. Tienes que coger el bus, afirmó ella. Wendy y el Philip son los propietarios de la Glenarden House, la casa donde me alojaré dos noches más en Crianlarich, y que me contrató el camarero de Ben More Lodge porque solo podían ofrecerme una noche de más.
Etapa 7: Kingshouse - Kinlochleven · La Guía del West Highland Way

Séptima etapa: Kingshouse – Kinlochleven

El bus de las 08:34 estaba lleno de excursionistas. Por lo menos, de gente vestida de excursionista. Tampoco es de extrañar. De Crianlarich hasta Glencoe sólo hay un pueblo, Tyndrum, tres o cuatro asientos, y montañas. Y el bus llega hasta Fort William, centro neurálgico de los deportes de montaña en Escocia. También es el final del West Highland Way.
Vuitena i última etapa del West Highland Way

Octava etapa: Kinlochleven – Fort William

Se llamaba Pepe y era de Badajoz. Llegó a Fort William hace dieciséis años, huyendo de un divorcio, con la intención de estar unos meses. Hay encontró una gallega, y ya no volvió. Es taxista, padre de dos criaturas escocesas, y tiene una clienta que se gasta la ayuda para alcoholismo al bingo y al taxi que lo lleva, ya que es abstemia.

Una experiencia que comenzó a Glasgow y terminó en Edimburgo

Glasgow

Glasgow

En un sistema finito, limitado y siempre corto, como son las vacaciones, Glasgow es la víctima. Y no por demérito suyo, sino porque con Edimburgo a 50 millas, pocas ciudades tienen nada que hacer. La gente tiene la costumbre de no recomendarla, de decir que en Escocia hay lugares mejores para visitar. Permítanme discrepar.

El Castillo de Edimburgo

Edimburgo

Un viaje a Escocia no puede terminar sin pisar Edimburgo. Por lo menos, si el viaje lo hago yo. Y si quien viaja es usted, haría bien en seguir mi ejemplo.