Edimburgo

Jardines de Princess Street, Edimburgo

Un viaje a Escocia no puede terminar sin pisar Edimburgo. Por lo menos, si el viaje lo hago yo. Y si quien viaja es usted, haría bien en seguir mi ejemplo.

Glasgow

El Duque de Wellington y el cono, símbolo de Glasgow

En un sistema finito, limitado y siempre corto, como son las vacaciones, Glasgow es la víctima. Y no por demérito suyo, sino porque con Edimburgo a 50 millas, pocas ciudades tienen nada que hacer.