Equipo

Equipo para hacer el West Highland Way

Qué llevar en una ruta así es una decisión bastante personal, pero si alguien te dice que cuanto menos peso, mejor, hazle caso 🙂

Yo cargué mucha ropa, porque había alargado la estancia tanto antes como después del Camino, y también cargué como la cámara réflex y su objetivo, todo bastante pesado, y al final tuve que comprarme una mochila pequeña y contratar una empresa que me moviera la grande. Creo que la mochila me pesaba unos 15 kg, aproximadamente. Pocos meses después, haciendo el Camino de Santiago, solo 7 kg (de hecho, era la mochila más ligera de todo el grupo que fuimos haciendo a lo largo de los días).

Así que, básicamente, el equipo que carguéis debe cumplir con las tres características siguientes: debe ser ligero, impermeable en su exterior, y de secado rápido.

Impermeable es innegociable, porque más pronto que tarde, os lloverá. Ligero, es más negociable, si tenéis pensado no cargar la mochila. Y el secado rápido es recomendable, a veces te secará el mismo viento, si deja de llover antes no haya terminado la ruta; si dormís en hoteles, el mismo calor de la habitación ayudará; pero si dormís en tiendas de campaña, bothies, o inventos similares, tal vez al día siguiente todavía encontrareis la ropa mojada.

Que la ropa debe ser técnica, supongo que ya lo tenéis todos bien asumido; la de Decathlon la guardaría para cuando hagáis el Camino de Santiago, que allí según donde duermes te ponen toda la ropa en la lavadora y luego en la secadora; aquí, como que la mayoría de alojamientos no son albergues y no tienen servicio de lavandería, o no lavaréis, o lo haréis en la habitación y no la pondréis en la secadora, así que se puede llevar ropa mejor, si se desea.

Yo soy de los que lleva palos para caminar, 2. Los recomiendo fervorosamente. También debéis pensar en guantes, gorro, buff, gafas de sol …

Botas

Teniendo en cuenta la dureza e irregularidad del terreno, recomiendo botas de media caña, que siempre nos protegerán mejor el tobillo. De caña alta creo que no es necesario, ya que hay que hacer muchos kilómetros y tendremos más rigidez. Además, el terreno tampoco hace necesario una bota de estas características.

Como ya he comentado antes, el West Highland Way transcurre por una de las zonas más lluviosas de Escocia, que de por sí ya es lluviosa, así que recomiendo totalmente que las botas sean Gore-Tex. Si sudáis demasiado, siempre podéis poneros polvos de talco en los pies, para mantenerlos secos, o cualquier otro producto destinado a ello; unas polainas no creo que os ayuden a mantener el pie seco demasiadas horas, pero sería una opción si sois incapaces de llevar Gore-Tex.

Finalmente, la suela nos debe proporcionar una buena adherencia y una buena tracción, ya que nos encontraremos terrenos mojados y embarrados. Es, pues, recomendable que las suelas sean Vibram, Contagrip o de alguna tecnología similar.

Yo soy muy de Salomon, así que, si es de botas de piel «clásica», le recomendaría, por ejemplo, las Salomon Quest 4d 3 GTX, que están disponibles tanto en modelo para hombre como para mujer. Si las preferís más ligeras, las Salomon X Ultra 3 Mid GTX os servirán, también en modelo de hombre o de mujer.

También debemos tener en cuenta los calcetines, que deben ajustarse bien al pie, sin hacer arrugas ni moverse, teniendo un buen acolchado, sobre todo en la puntera y el talón, deben transpirar bien y deben secarse rápido.

Salomon Quest 4d 3 GTX para mujer
Salomon Quest 4d 3 GTX para mujer
Salomon X Ultra 3 Mid GTX para hombre
Salomon X Ultra 3 Mid GTX para hombre

Parte superior

Haciendo el West Highland Way os encontraréis con agua y con viento, y no será poca agua ni poco viento. Las temperaturas, no serán altas, pero dependiendo de la época, pueden ser de pocos grados sobre 0. Así que necesitáis aislaros del agua, del viento, y mantener el calor corporal medianamente bien.

Para mí la mejor opción son las chaquetas 3 en 1 desmontables, como por ejemplo esta de The North Face para hombre, o esta de Trespass o de The North Face para mujer.

Otra opción es hacerse las capas «manualmente»: una chaqueta de fibras (sea de material sintético o plumas naturales), una de goretex, un polar o incluso un cortavientos.

Y abajo, pues ya depende de cada uno: polares, camisetas térmicas, camisetas técnicas normales, de algodón … al gusto de cada uno y sobre todo dependiendo de la época del año.

The North Face Evolve II Triclimate para hombre
The North Face Evolve II Triclimate para hombre

Parte inferior

Para mí, la mejor solución es combinar un pantalón de trekking calentito y repelente de agua, como por ejemplo estos Izas para hombre o estos otros para mujer, que si la lluvia es fina o parece que debe durar poco, aguantarán sin que os lleguéis a mojar, con pantalones/fundas impermeables, como por ejemplo estos para mujeres y estos para hombres. Son económicos, ocupan poco espacio, y se ponen y se quitan en un momento. Eso sí, la poca transpirabilidad puede ser un factor en contra, aunque gracias al frío escocés, las piernas no se calientan demasiado y no se llega a quedar muelle por el sudor.

También existe la opción, evidentemente, pantalones impermeables con membrana Gore-tex o similares, pero dispara el presupuesto, sobre todo si se necesitan más de uno.

Izas Forata para mujer
Izas Forata para mujer