The West Highland Way

Día 7: Kingshouse – Kinlochleven

“No pido riquezas, ni esperanzas, ni amor, ni un amigo que me comprenda; todo lo que pido es el cielo sobre mí y un camino a mis pies”

Robert Louis Stevenson

El bus de las 08:34 estaba lleno de excursionistas. Por lo menos, de gente vestida de excursionista. Tampoco es de extrañar. De Crianlarich hasta Glencoe sólo hay un pueblo, Tyndrum, tres o cuatro asentamientos, y montañas. Y el bus llega hasta Fort William, centro neurálgico de los deportes de montaña en Escocia, como hace evidente la cantidad de tiendas de ropa y material de excursionismo, escalada, etc., que hay en el centro de la ciudad. También es el final del West Highland Way, así como el inicio de otras rutas a  pie de largo recorrido, como el Great Glenn Way.

Glencoe, camino de Kinlochleven · The West Highland Way
Glencoe, camino de Kinlochleven · The West Highland Way

Yo, sin embargo, he bajado a la parada de la estación de esquí. Y conmigo, sólo una chica, suiza y joven, que pasaba unos días en Crianlarich y tenía ganas de hacer un tramo del camino. Hemos hablado un rato, parecía que le hiciera pereza empezar a andar, hasta que se ha marchado. Como no la veía muy convencida de hacia dónde tenía que ir, he esperado que tomara el camino correcto. Al poco, ha desaparecido Rannoch Moor adentro y he cruzado la carretera hacia Kingshouse, donde empieza la etapa que me ha de llevar hasta Kinlochleven.

A Kingshouse se llega rápidamente, y por el mismo pedregal que es la vieja carretera militar que hace un par de días que seguimos. Los que han dormido en el hotel parecía que querían empezar a caminar todos a la vez, los alrededores de las instalaciones estaban llenos de gente, e incluso los que habían acampado en los alrededores, que eran bastantes, estaban recogiendo las tiendas. Para no tener que hacer la ruta como si fuera un domingo a las ramblas, me he entretenido poco haciendo fotos a los ciervos que había por allí y he pillado el camino, que al cabo de unos tres kilómetros y medio, transcurre por el lado de la carretera, acercándose cada vez más hacia el majestuoso valle de Glencoe.

The Devil’s Staircase

Una vez el camino llega a Altnafeadh, se abandona la carretera y el camino se adentra directamente hacia la falda de la montaña. Primero asciende ligeramente, pero luego el camino comienza a zigzaguear, con una pendiente muy pronunciada. Es The Devil ‘s Staircase, La escalera del diablo. No es un tramo largo, pero la ascensión es muy dura: el camino es un pedregal y la pendiente es pronunciadísima. Y, para variar, sopla mucho viento.

La ascensión, como todas, tiene su merecido premio con unas vistas fantásticas. Hacia el sur, con The Devil ‘s Staircase los pies, el valle de Glencoe claramente delimitada por Stob a Ghlais Choi y Stob Dearg. Hacia el norte, las montañas más altas de Escocia: Am Bodach, Sgurr en ‘Mhàim, Stob Bàn, Carne Mór Dearg y la cima más alta del Reino Unido: Ben Nevis (1.344 m.). La majestuosidad de las Highlands, en el horizonte, se disfruta durante lo que queda de jornada.

Des de arriba de The Devil's Staircase, mirando al norte · The West Highland Way
Des de arriba de The Devil’s Staircase, mirando al norte · The West Highland Way

A partir de aquí, el camino inicia un descenso bastante pronunciado para volverse a elevar brevemente y seguir con el descenso pronunciado hasta Kinlochleven, siempre a la intemperie, quedando igual de expuestos que en Rannoch Moor, pero bastante más corto. Tres kilómetros antes del final de etapa, el camino se adentra en un bosque que ya no nos dejará hasta la entrada del pueblo, que parece que estemos cerca, pero el trazado nos aleja momentáneamente.

La entrada a Kinlochleven es por la parte de atrás, así que ha tocado cruzar todo el pueblo, no demasiado extenso, hasta la parada de un bus que, cada hora, comunica Kinlochleven con Fort William, donde mañana terminará el West Highland Way, y donde, debido al cambio de planes, esta noche ya duermo.

Mientras esperaba el bus, el aire de Escocia ha comenzado a oler a lluvia. Y a despedida.

La ruta

Galería fotográfica

Sigue en ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.