Qué es · La guía del West Highland Way

Qué es elWest Highland Way

El West Highland Way es la ruta a pie de largo recorrido más famosa de Escocia.

Inaugurada en 1980, comienza en Milngavie, en el norte de Glasgow, y termina en Fort William, la capital de los deportes de montaña de Escocia y del Reino Unido, recorriendo los 154 kilómetros que separan estas dos poblaciones. La guía oficial la divide en 8 etapas, de aproximadamente 20 kilómetros cada una.

Días

8 dies

Distancia

154 km

Desnivel acumulado

4.498 m

Su fama se debe, sobre todo, a que el trayecto cruza o bordea algunos de los parajes naturales más impresionantes de Escocia, como el Loch Lommond, Rannoch Moor, Glencoe o Ben Nevis

Hay muchas respuestas válidas a la pregunta ¿Qué es el West Highland Way, pero una de ellas podría bien ser algo parecido a «los mejores paisajes de escocia en 7 días». Y digo 7 porque la primera etapa transcurre en un entorno muy civilizado, por decirlo de alguna manera: comienza en un parque urbano, y sigue por caminos anchos y de recorrido agradable.

Milngavie es un buen punto de partida, está muy bien conectado con Glasgow, y permite al excursionista una evolución paisajística muy interesante: desde los paisajes amables de las lowlands (tierras bajas), a la dureza y magnificiencia de las highlands (tierras altas).

Esta transición se hace, sobre todo, durante los dos días en que el West Highland Way recorre el lago Lomond, una transición de la que el mismo lago es un buen ejemplo.

Saliendo del lago Lomond el paisaje es totalmente diferente: las montañas comienzan a elevarse, los bosques van desapareciendo, y el espíritu de caminata familiar va transformándose en el de aventura.

Pocos sitios mejores donde impregnarse de ese espíritu que en Crianlarich, que si bien queda fuera de la ruta oficial, tiene un desvío perfectamente señalizado que permite llegar al pequeño pueblo, de unos 200 habitantes, que es considerado la puerta de entrada a las Highlands, lo que lo ha convertido en una especie de centro espiritual del excursionismo escocés.

A partir de aquí, la ruta va serpenteando entre munros, cruzando paisajes idílicos, y ofreciéndonos unas vistas maravillosas de parte de las Highlands occidentales, hasta la llegada a Fort William, donde termina el West Highland Way pero comienzan otras.


Los escoceses llaman munro a las montañas escocesas de una altura superior a 914,4 metros (3000 pies). El nombre se debe a Sir Hugh Munro, quien en 1891 hizo un censo exhaustivo.


Ben Vorlich y Loch Lomond · La Guía del West Highland Way

Parque nacional Loch Lomond & The Trossachs

Es el primer gran paisaje que nos encontramos en la ruta, aproximadamente, una hora y poco después de haber comenzado la segunda etapa.

Loch Lomond es el lago más grande de Gran Bretaña, con una extensión de 70 kilómetros cuadrados. Con los 37 kilómetros de distancia del extremo norte al sur, es uno de los lagos más largos de Escocia, que rodearemos casi completamente por la orilla derecha. También es uno de los más profundos: en el sur de Inversnaid, el lago tiene unos 190 metros de profundidad, 182 de los cuales por debajo del nivel del mar.

Es un lago fronterizo, donde finalizan las Lowlands y empiezan las Highlands. Y lo refleja claramente: ancho y lleno de islas en el sur, estrecho y profundo en el norte.

Menos conocido por los visitantes que el lago Ness, pero preferido por los escoceses, el lago Lomond aparece en canciones, en expresiones, y en una larga lista de películas o series.

El lago marca un antes y un después dentro del West Highland Way, pasando del terreno llano y amables de las dos primeras etapas, a los paisajes más agrestes de las tierras altas.


En 2005, los lectores de la revista británica Radio Times, escogieron el lago Lomond como el sexto paraje natural más hermoso de Gran Bretaña.


Rannoch Moor

Para mí, la etapa que pasa por Rannoch Moor es la etapa más destacada. Y Rannoch Moor el paraje más impresionante de todo el West Highland Way. Quizás no es el paisaje más bonito, ni el más bucólico, ni el más fotogénico, pero es el más grandioso: una gran llanura infinita rodeada de las crestas y colinas más altas de Escocia y llena de lagos y ríos serpenteantes.

Etapa 6: Bridge of orchy - Kingshouse · La Guía del West Highland Way
Etapa 6: Bridge of orchy - Kingshouse · La Guía del West Highland Way

Rannoch Moor

Para mí, la etapa que pasa por Rannoch Moor es la etapa más destacada. Y Rannoch Moor el paraje más impresionante de todo el West Highland Way. Quizás no es el paisaje más bonito, ni el más bucólico, ni el más fotogénico, pero es el más grandioso: una gran llanura infinita rodeada de las crestas y colinas más altas de Escocia y llena de lagos y ríos serpenteantes.


Dicen los escoceses que en Rannoch Moor el infierno puede no ser caliente


Un moor o Moorland es una zona yerma, inhabitada y sin cultivar, lo que en castellano sería un páramo. Rannoch Moor es, quizás, el moor más grande de Escocia, con 130 kilómetros cuadrados de extensión. Digo quizás porque los límites no son claros, ni los de un moor en general, ni los de Rannoch Moor en particular.

Rannoch Moor es una vastísima extensión de tierra formada por pantanos, pequeños lagos (los escoceses los llaman Lochan), ríos y afloramientos rocosos, y destaca especialmente por la flora y la fauna que se puede encontrar: desde urogallos corzos o ciervos, hasta de un sinfín de insectos, pájaros y plantas como la Rannoch-rush, una especie vegetal que en Gran Bretaña sólo crece aquí.

La ausencia de todo es el rasgo más destacado por los excursionistas cuando pasan: tranquilidad y calma absoluta, si el tiempo acompaña. Si no lo hace, son unos 20 kilómetros totalmente expuestos a las inclemencias del tiempo sin ningún refugio evidente. Ya sabemos qué dicen los escoceses de Rannoch Moor.

Glencoe · La Guía del West Highland Way

Glencoe y Ben Nevis

Ben Nevis y Glencoe forman parte de un Área Escénica Nacional (National Scenic Area, que llaman ellos). Un glen es un valle estrecho, y este es el gran encanto de Glencoe: montañas de mil metros creando un valle tan estrecho que cabe en una fotografía. De origen volcánico, Glencoe es considerada una de las zonas más espectaculares y bellas de Escocia.

Ben Nevis, por otra parte, es la cumbre más alta del Reino Unido, con 1.344 metros de altitud.

Situado junto a Fort William, la cima recibe unos 100.000 montañistas del año, siendo uno de los destinos más populares de los deportes de aventura.


Muchos escoceses consideran Glencoe como el lugar más bonito de Escocia


La mejor época para hacer el West Highland Way

Ahora que ya se ha explicado qué es el West Highland Way, la siguiente pregunta podría ser, cuando es mejor hacerlo?

Este es un tema muy personal, pero de noviembre a marzo, si no se es montañero experto, mejor olvidarse de hacer el West Highland Way: pueden haber condiciones meteorológicas duras, necesitando el uso de raquetas de nieve o crampones, sobre todo en las etapas finales, o bien tenerse que orientar mediante mapa y brújula, porque el camino puede desaparecer bajo una capa de nieve.

A pesar de que durante estos meses puede haber semanas favorables para hacer el camino, especialmente durante el invierno más suave, y que los últimos días de marzo e inicios de la primavera el tiempo puede ser agradable, puede cambiar rápidamente y convertir un día soleado en un día desagradable y complicado. Durante esta época, hay que ser más consciente que nunca de las dificultades que pueden aparecer. La gente de Walking Highlands informan de la preparación necesaria para adentrarse en las Highlands durante el invierno.

Mayo es el mes con menos lluvia en esta parte de Escocia, y el día ya es muy largo. Supongo que por eso es el mes preferido por los escoceses para hacer el camino. Yo lo hice la primera semana de mayo, y se puede ver en las fotografías que el paisaje no parece nada primaveral. Junio es el segundo mes menos lluvioso, y ya todo es de color verde. Primavera y otoño es la época donde el camino es más bonito (como en todas partes, vaya), aunque quizás climatológicamente la primavera allí comienza más tarde, sobre todo pasado Crianlarich.

Si se quiere hacer algún munro de los que el West Highland Way pasa cerca, como el Ben Lomond, el mismo Ben Nevis, o el Ben More en Crianlarich (ben significa montaña), es probable que, durante mayo, en la parte más alta haya todavía nieve, e incluso, niebla.

Pero si la lluvia puede ser un gran obstáculo, lo peor es el viento. Ahí sopla mucho, ¡¡y con muchas ganas!! El viento que hacía, por ejemplo, subiendo a Conic Hill (350 metros), era tan fuerte que desequilibraba.